Descubre Veterinaria Natural

Medicina con sentido por Javier Rocha

Tratamientos naturales, sencillos y efectivos para traumatismos y fracturas.

Deja un comentario

Existe la creencia de que la homeopatía y la medicina natural en general no funcionan al momento, es decir que son lentas. En ocasiones es así porque gran parte de las enfermedades tratadas con medicina natural suelen ser procesos degenerativos y crónicos con mala respuesta a la medicina convencional. Pero si hablamos de problemas osteoarticulares, la homeopatía puede ser increíblemente rápida.

image

Uno de los medicamentos más sorprendentes por su rapidez de actuación es el ya famoso homeopático Árnica Montana. Es increíble su efecto si se administra en los diez primeros minutos tras un golpe. He visto en numerosas ocasiones cómo después de fuertes impactos no se desarrolla inflamación ni hematoma y se produce un gran control del dolor. Recomendación: tener en casa siempre Árnica 9ch o con otra dilución.

 

Otro medicamento homeopático de acción sorprendente es Symphytum officinale, llamado el “unehuesos” porque es increíblemente efectivo en la consolidación de fracturas. Una vez tuve un caso tan espectacular que a día de hoy me cuesta creerlo.

 

Una tarde llegó a la consulta un conejo con múltiples fracturas en sus extremidades, no se podía poner en pie. Recuerdo que ese día teníamos mucho trabajo y que no sabía cómo solucionar esas lesiones, así que decidí ganar tiempo para pensar la manera de diseñar unas férulas especiales. Lo mandé para casa con analgésico inyectable y con unas gotas de Symphytum que tendría que tomar varias veces ese día. Al día siguiente el conejo no regresó, yo supuse que el dueño vio la situación muy difícil y decidió no gastar en veterinarios. Después de un par de meses me encuentro con él por la calle y me dice que no acudió a la consulta porque el conejo a la mañana siguiente se ponía en pie y a los dos días caminaba. Yo le pregunté varias veces si era verdad lo que me contaba, me aseguró que sí y que nadie le había cambiado su querido conejo por otro. Al final me lo creí, teniendo presente el metabolismo acelerado de estos animales y porque ya había visto cosas brutales con este medicamento. En enero de 2010 viví la resolución de una fractura triple de tibia en tiempo récord, nunca se me olvidará ese caso. Se llamaba Rumba y era una bóxer de 4 meses. (Si quieres leer este caso clínico pincha aquí)

 

Symphytum, aparte de ayudar a soldar las fracturas, también ayuda con el dolor y la inflamación en procesos agudos y crónicos como la artrosis. En el único caso en el que no recomiendo este medicamento es cuando tenemos una fractura desalineada que se va a operar. No se debe dar Symphytum antes de la cirugía porque te puedes encontrar con un callo óseo increíble. Después de la cirugía está muy indicado.

La dilución a utilizar depende del caso, sorprendentemente el Symphytum 200 ch controla bien el dolor crónico. En los casos agudos una dilución más baja (5 ch o 7 ch) está bien.

 

Podemos encontrar estos dos productos en un medicamento muy utilizado y con buenos resultados llamado Traumeel (compuesto anti-homotóxico con varios homeopáticos en diluciones decimales). Como en el caso de Árnica Montana, cuanto antes se administre después de producirse la lesión, mejor. Lo podemos encontrar en pastillas, gotas, pomada e inyectable. Esta última opción es muy interesante para el uso en clínica.

image

Para complementar este pequeño artículo me gustaría mencionar lo que aportan los condroprotectores con respecto a la osificación y el control de la artrosis post-quirúrgica. Estos son compuestos a base de glucosamina, ácido hialurónico, condritin sulfato, vitaminas, oligoelementos, así como aceites omega. Dan muy buen resultado, ya que nutren el hueso y ayudan a que las células funcionen correctamente. Existen a día de hoy muchos en el mercado. Yo recomiendo los que están formados por productos naturales, para mí funcionan mejor. Me gusta especialmente Mesoflex Forte.

 

En resumen:

Arnica Montana 9 ch: gran efecto si se toma en los diez primeros minutos después del traumatismo. Ayuda en todo proceso postraumático.

 

Symphytum officinalis: el unehuesos, muy útil para osificar y controlar el dolor.

 

Traumeel: buena alternativa a la Árnica y Symphytum, ya que ambos se encuentran en su composición. Aunque personalmente en casos de fractura me gusta utilizar los tres juntos, ya que potenciamos el efecto antiinflamatorio y analgésico.

 

Condroprotectores: nutren el hueso y el tejido de sostén, muy interesante para prevenir artrosis y hacer una buena osificación.

 

Como nota final, decir que estos medicamentos naturales se pueden combinar con las medicinas convencionales, que pueden ser muy necesarias en los primeros momentos para controlar el dolor y las infecciones en fracturas abiertas. Según mi experiencia, cuando son usados en conjunto reducen en gran medida el tiempo de toma de analgésicos, antiflamatorios y antibióticos.

Caso clínico de Rumba, ejemplo del uso de estas medicinas en combinación.

 

Javier Rocha (Veterinario especializado en medicina natural y Coach Transpersonal)

veterinarianatural@javierrocha.org

descubreveterinarianatural.com

Anuncios

Autor: Javier Rocha

Coach para la Identidad y Posicionamiento Personal. Veterinario y terapeuta especializado en medicina natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s